Recomanacions

PAUTAS BÁSICAS PARA LA ALIMENTACIÓN DEL FUTBOLISTA      
                        
                             LA NUTRICIÓN

Los niños que hacen deportes requieren comidas bien equilibradas, como todos los demás. Hay que recomendarle comida de cada uno de los grupos alimenticios: cereales, verduras, frutas, lácteos y carne.  Como es lógico, debemos evitar el consumo de grasas en exceso, bebidas gaseosas, chucherías y bollería en general  La mayoría de los jóvenes atletas consumen por su cuenta los alimentos que su cuerpo requiere, algo erróneo. Si los padres tienen dudas acerca de la cantidad o tipos de alimentos que su hijo debe comer, deben pedir consejo a su médico.

Es importante que los niños beban líquidos antes de un partido, cada 20 minutos durante el partido y después de jugar. Usualmente lo mejor es beber agua, pero las bebidas para deportistas pueden ser buenas si se realiza más de una hora de actividad. Estas bebidas ayudan a reponer el sodio y potasio que se pierde con el sudor. También proporcionan energía. El problema es que las bebidas para deportistas contienen mucha azúcar y por eso se debe controlar este tipo de hidratación.


Por otro lado, y aunque parezca obvio, es esencial no olvidar los beneficios que tiene una buena noche de sueño reparador. Está comprobado que los niños que han descansado correctamente juegan mejor y sufren menos lesiones.

Juan Albors Bagá


(Especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte)



Evitar practicar deporte con dolor.

Los padres y responsables no deben nunca permitir que los niños continúen con el deporte si tiene dolor porque su cuerpo está en desarrollo. Los pequeños a veces tratan de seguir aunque les duela algo para no perderse un partido importante o para que el resto no se piense que son débiles. A ellos se les debe de ayudar para que aprendan a interpretar las señales de su cuerpo y a entender que el dolor se manifiesta cuando el cuerpo pide descanso. El dolor puede ser una señal de una lesión aguda pero también puede ser un signo de una lesión de abuso, como una fractura de fatiga o una lesión en un cartílago de crecimiento.

Si se piensa que el niño puede estar lesionado es conveniente acudir al médico o incluso a un especialista en medicina deportiva para niños y adolescentes con el fin de prevenir una lesión más grave y ayudará a que el pequeño vuelva al deporte de una manera sana y eficaz.

Juan Albors Bagá

(Especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte)




Quines botes hem de fer servir?

Hem de contemplar les superfícies on es desenvolupa el joc que poden ser tres: gespa natural, artificial o terra.
La majoria de partits de futbol de categories inferiors es disputen sobre gespa artificial, que malgrat ser bona, no és capaç de reproduir fidedignament les condicions d'un camp de gespa natural.
La publicitat i les botes que usen els professionals d'aquest esport i que contínuament ens enfoquen per les televisions en la seva labor publicitària fan que els nens busquin botes amb dissenys més atractius, per la qual cosa la de tacs amb formes corbes són les més adquirides pels joves futbolistes, però aquestes estan adequades per a camps tous, de gespa natural, que permetin que es clavin en el sòl i els donin major estabilitat tant als genolls com als turmells. En camps de gespa artificial aquests tacs no es claven, ni s'enfonsen del tot, per la qual cosa el pes del jugador es descarrega sobre una superfície molt escassa i per tant genolls i turmells estan exposats a una gran inestabilitat que pot provocar lesions greus.


Per contra, les botes multitacs, en tenir major nombre de tacs, molt més curts i de forma arrodonida, ofereixen una superfície de descàrrega per al pes corporal molt alta, per la qual cosa la pressió que sofreix la planta del peu i el turmell és molt menor que amb altres botes, fent que el jugador tingui més comoditat i estabilitat. A més permet major control de la pilota amb la sola. Sens dubte, la millor elecció per als terrenys en els quals normalment juguem.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada